NUESTRO TRABAJO

Cómo Trabajamos

Amnistía Internacional trata de sacar a la luz las violaciones y abusos de los derechos humanos de forma precisa y rápida, y de provocar cambios que mejoren la situación general y la de víctimas concretas. Para ello:

Investiga sistemática e imparcialmente tanto situaciones generalizadas como casos concretos de violaciones de derechos humanos.
Hace públicos los resultados de sus investigaciones y sus recomendaciones a quienes pueden poner fin a esas situaciones.
Se dirige a los gobiernos, a las organizaciones intergubernamentales, a los grupos armados, a las empresas y a otros actores no estatales.

Moviliza a la opinión pública para presionar a los gobiernos y a otros responsables de prevenir o detener violaciones de los derechos humanos. Utiliza un gran espectro de acciones en sus campañas para lograr una mejor protección y promoción de los derechos humanos. Entrega las investigaciones a las autoridades y las hace de público conocimiento a través de los medios de comunicación. Recolecta firmas de millones de activistas alrededor del mundo para protestar sobre diferentes casos. Convoca a manifestaciones públicas. Los activistas escriben cartas a los supervivientes de violaciones de derechos humanos para mostrar su solidaridad. Utiliza el arte para posicionar los derechos humanos y situaciones particulares, trabajando de esta manera con grandes artistas que se solidarizan con la causa. Sólo la creatividad pone limites a las acciones.

Está comprobado que estas cartas, faxes o e-mails surten efecto. En un porcentaje elevado de casos la situación de las víctimas mejora. Los testimonios coinciden en que cuando el preso percibe que no está solo, que gente en el exterior trabaja en su favor, se reaviva su esperanza, le da fuerzas para soportar el tormento físico o mental.

Los activistas de Amnistía Internacional siempre han estado muy presentes en la calle para invitar a los ciudadanos a tomar partido en favor de los derechos humanos. Y ahora que internet se ha convertido en un poderoso instrumento de comunicación y de acción, la organización propone en su página web un gran número de ciberacciones en las que participan miles de personas.

Amnistía Internacional da mucha importancia a la educación en derechos humanos como una forma de prevenir futuras violaciones y abusos de los mismos. Por ello, promueve actividades en las escuelas y participa en programas de formación en derechos humanos de las fuerzas de seguridad y de otros colectivos.