Noticias

#NiñaEnPeligro

Friday 01/05/2015 - 16:29 | Categoría: Noticias, Slider |

null

NIÑA DE 10 AÑOS VIOLADA Y EMBARAZADA AUN EN PELIGRO
Paraguay sigue sin garantizar el derecho a la salud, la vida y la integridad física y psicológica de una niña violada por su padrastro con casi cinco meses de embarazo.

Es alarmante que a pesar de la urgencia de la situación, y tras diez días desde la confirmación del embarazo, no se haya formado una junta interdisciplinaria e independiente de expertos, integrada como mínimo por profesionales de la salud, psicólogos/as y trabajadores/as sociales que evalúe de manera integral la situación de la niña de 10 años, considerando su salud física y psicológica, y garantizando todas las posibles opciones para proteger sus derechos humanos.

Un embarazo de 21 semanas fue detectado en el Hospital Materno Infantil de Trinidad el 21 de abril cuando la niña acudió con su madre al centro médico quejándose de dolores de estómago. Hasta la fecha, el Estado no ha garantizado que todas las posibles opciones para manejar este embarazo de alto riesgo y producto de una violación, incluida la opción de un aborto seguro, estén a su alcance. Hace ya cuatro días que la madre solicitó la interrupción voluntaria del embarazo de su hija por su temprana edad y el alto riesgo a su salud y vida.

Es obligación del Estado proveer de manera inmediata toda la información sobre todos los posibles riesgos tanto físicos como psicológicos de su embarazo y acceso a todos los servicios que sean necesarios para salvaguardar la vida y la integridad física y mental de la niña a corto, mediano y largo plazo. La protección de los derechos humanos de la niña debe ser la prioridad a la hora de que la junta interdisciplinaria tome decisiones.

Hasta ahora el Estado ha fallado en su obligación de proteger a esta niña. La niña acudió a distintos centros médicos desde enero –cuatros meses atrás– quejándose de dolor de estómago. Allí se determinó que la causa era parásitos o un tumor, pero el embarazo no se detectó. Además, el año pasado la madre denunció el abuso sexual a su hija, pero la fiscalía no investigó ni estableció medidas de protección al estimarse que no había riesgos. La investigación sobre el abuso del padrastro solo se inició al conocerse el embarazo. El supuesto responsable del delito está prófugo. La madre está en prisión imputada por falta al deber de cuidado y abuso sexual en calidad de cómplice. El 29 de abril la niña fue trasladada a un hogar para niñas madres.

Conocé la postura de Amnistía Internacional sobre el tema en este vídeo.

FIRMA LA PETICIÓN AQUÍ: goo.gl/M1JJV5



comments powered by Disqus