Petición UCRANIA: PERIODISTA ENCARCELADO DEBE QUEDAR EN LIBERTAD

Acerca de esta petición

Inició el 28/07/2017, Finaliza el 01/09/2017

ACCIÓN URGENTE

PERIODISTA ENCARCELADO DEBE QUEDAR EN LIBERTAD

Stanislav Aseev, periodista independiente que llevaba varias semanas en paradero desconocido, está privado de libertad por separatistas de la autoproclamada República Popular de Donetsk, en el este de Ucrania, apoyados por Rusia. Lo acusan de “espionaje”.

El periodista independiente Stanislav Aseev lleva desde el 2 de junio detenido en régimen de incomunicación por separatistas prorrusos de la autoproclamada República Popular de Donetsk, en el este de Ucrania. Al principio, las autoridades de facto de la autoproclamada república negaron conocer su suerte y paradero.

El 16 de julio, un agente del “Ministerio de Seguridad del Estado” de la autoproclamada República Popular de Donetsk confirmó a la madre de Stanislav Aseev que su hijo estaba bajo su custodia y le comunicó que su Ministerio acusaba a Aseev de “espionaje”, al parecer en relación con su labor informativa desde Donetsk como periodista encubierto. Ningún medio de comunicación independiente o proucraniano tiene permitido informar desde el territorio de la república autoproclamada.

La madre de Stanislav Aseev ha podido verlo una vez, durante tan solo 10 minutos, en presencia de agentes del citado ministerio. Está muy preocupada por su seguridad y bienestar. En el momento de redactarse esta acción, Stanislav Aseev continúa sometido a “investigación” por el “Ministerio de la Seguridad del Estado”.

Información complementaria

Stanislav Aseev es un periodista independiente que trabajaba en la región de Donetsk controlada por los separatistas, usando un seudónimo para informar sobre la vida cotidiana en la autoproclamada República Popular de Donetsk, hasta que fue capturado el 2 de junio.

 

El 3 de junio, los familiares de Stanislav Aseev fueron a buscarlo al piso donde vive en vista de que no respondía a sus llamadas y no conseguían localizarlo. Aunque lo esperaron allí durante horas, no consiguieron saber nada de él. Cada vez mas preocupados, regresaron al piso el 4 de junio con el propietario de la vivienda. Cuando abrieron la puerta vieron claros indicios de que el lugar había sido registrado.

 

La familia de Stanislav Aseev había preguntado por su paradero a las autoridades de facto de la autoproclamada República Popular de Donetsk, incluidos la policía local y el “Ministerio de Seguridad del Estado”. Hasta ahora no habían recibido respuesta. También había visitado dos centros de detención de Donetsk sin encontrarlo.

 

El conflicto en el este de Ucrania estalló en los primeros meses de 2014, tras la anexión de la península de Crimea por la Federación Rusa. En abril y mayo de 2014, opositores al nuevo gobierno de Kiev ocuparon edificios pertenecientes a los ayuntamientos y organismos encargados de hacer cumplir la ley de varias localidades de las regiones de Donetsk y Luhansk, en el este de Ucrania (Dombás). Exigiendo mayor independencia o autonomía local de Ucrania, así como una vinculación más estrecha a Rusia, los organizadores de las protestas formaron grupos armados, respaldados por la Federación Rusa, y proclamaron la fundación de la “República Popular de Donetsk” y la “República Popular de Luhansk”. Las autoridades de Kiev respondieron lanzando lo que calificaron de “operación antiterrorista” (antiteroristichna operatsiya, ATO) con el objetivo de recuperar el control de la zona.

 

En las autoproclamadas “repúblicas”, las fuerzas de seguridad locales actúan sin medida ni control, detienen arbitrariamente a personas y las recluyen en sus propios centros de detención. Es frecuente que sometan a los detenidos a 30 días de “detención administrativa” en los que permanecen privados de todo contacto con el mundo exterior. Amnistía Internacional y otras organizaciones que velan por los derechos humanos también han documentado casos en los que se somete a estos detenidos a tortura y otros malos tratos para conseguir una “confesión” forzada que luego utiliza un tribunal de facto para declararlos culpables. Si desean más información sobre estas prácticas, consulten el informe conjunto de Amnistía Internacional y Human Rights Watch You Don’t Exist: Arbitrary detentions, enforced disappearances, and torture in eastern Ukraine(https://www.amnesty.org/es/documents/eur50/4455/2016/en/).

 

La autoproclamada República Popular de Donetsk carece de tribunales debidamente constituidos que cumplan las leyes y normas internacionales. El artículo 321 de su “Código Penal”, que trata del “espionaje”, establece penas de hasta 20 años de prisión y, en tiempos de guerra, la pena de muerte. Con arreglo al derecho internacional, dictar condenas y llevar a cabo ejecuciones sin sentencia previa pronunciada por un tribunal legítimamente constituido que cumpla todas las leyes y normas internacionales sobre juicios justos es un crimen de guerra.

Petición a ser enviada

Para: Jefe de la República Popular de Donetsk (DNR) Aleksandr Zakharchenko, Jefe del Ministerio de la Seguridad del Estado Vladimir Pavlenko,

Asunto: PERIODISTA ENCARCELADO DEBE QUEDAR EN LIBERTAD

Mensaje:

Estimados Señor Zakharchenko y Señor Pavlenko,

 

Por la siguiente, les escribo exigiendoles la liberación inmediata de Stanislav Aseev.

 

Además, pidiéndoles que tanto él como otros periodistas puedan desempeñar su legítima actividad periodística sin intromisiones, incluso cuando entran y salen de los territorios afectados por el conflicto en el este de Ucrania.

 

Finalmente,  recordándoles que el derecho internacional humanitario, que tiene carácter vinculante para todas las partes del conflicto, prohíbe la detención arbitraria, abusiva y prolongada de civiles.

 

 Atentamente.

Actuá ahora

Actual: 117 firmas
Meta: 1000 firmas

Firmá esta petición