Petición HAITÍ: AMENAZAS DE MUERTE CONTRA DEFENSORA DE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES

Acerca de esta petición

Inició el 18/12/2017, Finaliza el 24/01/2018

Sanièce Petit Phat, defensora haitiana de los derechos de las mujeres y las niñas, ha denunciado haber recibido amenazas de muerte a causa de su trabajo en favor de las víctimas de violencia sexual e intrafamiliar en la comunidad de Canaan, Haití.

Sanièce Petit Phat es la coordinadora de la organización de defensa de los derechos de las mujeres Mouvman Fanm Lakay an Aksyon (Movimiento de Mujeres en Acción, MOFALAK), que trabaja en la zona de Canaan, en la zona norte de las afueras de Puerto Príncipe, un área enorme de tierra transformada en un nuevo asentamiento urbano tras el terremoto que en 2010 devastó la mayor parte de la capital de Haití. La organización es conocida por denunciar la violencia contra las mujeres y las niñas.

En julio de 2016, Sanièce Petit Phat denunció estar sufriendo intimidación, incluidas amenazas de muerte contra ella y su familia (especialmente contra sus dos hijos de corta edad), por parte de un vecino. Éste está acusado de actos de violencia intrafamiliar contra su esposa y temía que MOFALAK pudiera informar de sus acciones a las autoridades. Sanièce Petit Phat contó a Amnistía Internacional que el hombre se sentía amenazado por el trabajo de la organización en la zona.

El 11 de octubre de 2017, el vecino atacó a Raymond Charité, sobrino de Sanièce Petit Phat que también vive con ella, con un objeto punzante en el lugar en el que éste trabajaba. Raymond Charité fue llevado más tarde al hospital para recibir tratamiento por las heridas sufridas durante el ataque. Según su relato, su atacante dijo que seguiría actuando violentamente hasta que Sanièce Petit Phat y su familia abandonaran la zona.

Sanièce Petit Phat presentó una denuncia contra su vecino por el ataque a su sobrino, y el vecino fue detenido por la policía el 17 de octubre. Sin embargo, el 26 de octubre la Fiscalía de Croix-des-Bouquets lo dejó en libertad. Los motivos de su liberación no están claros, y Sanièce Petit Phat teme por su vida y la de su familia, por lo que ha optado por permanecer oculta todo el día y trasladarse de una casa a otra durante la noche.

Información complementaria

La violencia sexual y la violencia contra las mujeres y las niñas siguen siendo alarmantes, y su verdadera magnitud sigue sin denunciarse en Haití. En la mayoría de los casos, las sobrevivientes se enfrentan a una impunidad bien arraigada en el sistema de justicia penal. MOFALAK brinda apoyo a las mujeres y niñas sobrevivientes de múltiples formas de violencia, incluida la “violencia física, psicológica, verbal y económica”. A menudo denuncia públicamente estas situaciones en los medios de comunicación locales y a las autoridades. La organización también lleva a cabo proyectos de concienciación sobre los derechos de las mujeres y trabaja para aumentar la participación política y económica de las mujeres y las niñas en la sociedad haitiana.

En abril de 2017, el gobierno presentó en el Parlamento una reforma integral del Código Penal, con nuevas disposiciones para abordar mejor la violencia sexual; una de esas disposiciones era convertir en delito la violación conyugal.

Este mismo año, la ONG Médicos Sin Fronteras concluyó que el 77% de las sobrevivientes de violencia sexual y de género que habían recibido tratamiento entre mayo de 2015 y marzo de 2017 en su clínica especializada de Puerto Príncipe eran mujeres y niñas menores de 25 años. Además, el 53% eran menores de 18 años, lo que pone de manifiesto la extrema vulnerabilidad de las niñas y las mujeres jóvenes.

El trabajo de quienes defienden los derechos humanos en Haití sigue siendo difícil. En los últimos años, Amnistía Internacional ha registrado numerosos casos de ataques, amenazas y acoso contra defensores y defensoras de los derechos humanos —incluidos abogados—, que a menudo parecen estar relacionados con su trabajo de derechos humanos. En la mayoría de los casos, las autoridades no han llevado a cabo investigaciones inmediatas y exhaustivas. Además, las autoridades no han puesto en marcha medidas de protección efectivas para permitir que los defensores y defensoras de los derechos humanos lleven a cabo su labor sin temor a represalias, lo cual viola múltiples órdenes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

En marzo de 2017, Amnistía Internacional emitió una Acción Urgente en favor de los defensores de los derechos humanos David Boniface y Juders Ysemé, después de que éstos denunciaran que temían por su vida tras la repentina muerte de su colega Nissage Martyr. Los hombres habían denunciado haber sufrido reiteradas amenazas de muerte y agresiones por parte del ex alcalde de la localidad haitiana de Les Irois desde 2007, pero las autoridades no adoptaron medidas adecuadas de protección, pese al hecho de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos había dictado medidas cautelares en favor de ambos en 2015. En el momento de redactar estas líneas, Amnistía Internacional no tiene conocimiento de que las autoridades haitianas hayan tomado medidas específicas respecto a esa Acción Urgente (si desean más información, consulten: https://www.amnesty.org/es/documents/amr36/6045/2017/es/).

En 2007, Amnistía Internacional emitió una Acción Urgente en favor de Sanièce Petit Phat (véase: https://www.amnesty.org/es/documents/amr36/005/2007/es/) cuando ésta recibió amenazas de muerte en relación con su trabajo acompañando a una sobreviviente de violación en Savanette, cerca de la frontera con República Dominicana.

Nombre: Sanièce Petit Phat

Sexo: Mujer

Petición a ser enviada

Para: Maître Heidi Fortuné, Ministro de Justicia y Seguridad Pública; Michel-Ange Gédeon, Director general de la policía haitiana.

Asunto: AMENAZAS DE MUERTE CONTRA DEFENSORA DE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES

Mensaje:

Estimados Señor Ministro y Señor Director General,

Por la siguiente, les exijo a proporcionar protección inmediata a Sanièce Petit Phat y a otros miembros de MOFALAK, en consulta con ellos y de acuerdo con los deseos de los afectados.

Así tambien,pidiendo que lleven a cabo investigaciones exhaustivas e imparciales sobre el ataque contra Raymond Charité, los actos de intimidación y las amenazas de muerte recibidas por Sanièce Petit Phat, y la acusación de violencia intrafamiliar; pidiendo asimismo que los resultados se hagan públicos y que los responsables comparezcan ante la justicia.

Además, exortándolos a que se adopten mayores medidas de seguridad en la zona de Canaan, en especial para los grupos y las personas que más peligro corren, como las mujeres y las niñas;

Finalmente, que reconozcan públicamente la labor legítima que llevan a cabo los defensores y defensoras de los derechos humanos, y en particular el derecho de éstos a realizar sus actividades sin restricciones de ningún tipo y sin temor a represalias, conforme establece la Declaración de la ONU sobre los Defensores de los Derechos Humanos adoptada en 1998.

Atentamente,

Actuá ahora

Actual: 4 firmas
Meta: 1000 firmas

Firmá esta petición