Petición CHINA:ACTIVISTAS DETENIDOS POR CONMEMORAR TIANANMEN

Acerca de esta petición

Inició el 02/08/2017, Finaliza el 08/09/2017

 

ACCIÓN URGENTE

ACTIVISTAS DETENIDOS POR CONMEMORAR TIANANMEN

Se han presentado cargos formales contra dos activistas, Ding Yajun y Shi Tingfu, a quienes se acusa de “provocar peleas y crear problemas” por conmemorar el 28 aniversario de la represión de Tiananmen. Hu Jianguo, otro activista que participó en las actividades de conmemoración, está en paradero desconocido desde el 27 de junio de 2017.

La policía detuvo a Ding Yajun en Pekín el 12 de junio de 2017, después de subir a Internet una foto en la que aparecía posando junto con otros peticionarios en la plaza de Tiananmen de Pekín el 4 de junio de 2017, en conmemoración de la represión de Tiananmen de 1989. Estuvo detenida penalmente durante un mes en el centro de detención del distrito de Xicheng de Pekín, y después fue trasladada al centro de detención de la ciudad de Hegang, en Heilongjiang, la provincia donde reside actualmente. El 12 de julio se presentaron cargos formales contra ella por “provocar peleas y crear problemas” y será juzgada el 31 de julio de 2017. Hu Jianguo, peticionario de Shanghai que también participó en la misma acción fotográfica, está en paradero desconocido desde el 27 de junio.

Shi Tingfu fue detenido el 5 de junio de 2017 por delitos de carácter penal, como sospechoso de “provocar peleas y crear problemas”, al día siguiente de pronunciar un discurso ante al Monumento en Memoria de la Masacre de Nanjing durante el que vistió una camiseta con la frase: “No olvidemos el 4 de junio”. El 4 de julio se presentaron cargos formales contra él por “provocar peleas y crear problemas”, y las autoridades rechazaron su solicitud de libertad bajo fianza. Su representante legal lo ha visitado cuatro veces desde su reclusión en el centro de detención del distrito de Yuhuatai.

Los activistas Li Xiaoling, Zhou Li, Li Xuehui, Quan Jianhu, Bu Yongzhu, Zhao Chunhong, Zhao Xin y Liang Yankui, también detenidos penalmente en junio de 2017 como sospechosos de “provocar peleas y crear problemas” en relación con la conmemoración de la represión en Tiananmen, quedaron en libertad bajo fianza entre el 5 y el 6 de julio de 2017. A pesar de que ya no tienen ningún cargo pendiente en su contra siguen sometidos a estrecha vigilancia, según sus amistades.

 

Información complementaria

Hay otros activistas que también han sido detenidos por conmemorar este año el 28 aniversario de la represión de Tiananmen. En Zhuzhou, provincia de Hunan, diez activistas fueron detenidos durante breves periodos que duraron entre unas pocas horas y 10 días. Habían utilizado velas y sus propios cuerpos para formar los caracteres chinos liu si, (“seis, cuatro”), la fecha (el mes y el día) que se utiliza en chino para expresar abreviadamente la represión de Tiananmen, y habían subido las fotos a Internet para conmemorar el 28 aniversario de esta represión el 3 de junio. La familia y las amistades de los activistas de Chongqing, Pan Bin y Xue Renyi, perdieron el contacto con ellos los días 1 y 2 de junio respectivamente. Xue Renyi quedó en libertad tras estar detenido durante un mes. No se sabe nada más sobre la situación actual de Pan Bin.

En abril de 1989, las protestas encabezadas por varios estudiantes universitarios en Pekín, que inicialmente se habían congregado para llorar la muerte del destacado dirigente del Partido Comunista Hu Yaobang, se extendieron rápidamente por todo el país. Los estudiantes exigían el fin de la corrupción de los funcionarios y pedían reformas políticas y económicas. Sus demandas despertaron un gran apoyo en la opinión pública. Hubo manifestaciones pacíficas en Pekín y en toda China. Las autoridades no lograron convencer a los manifestantes de que volvieran a sus casas y, el 20 de mayo de 1989, se declaró la ley marcial a medida que las tensiones aumentaban en Pekín.

La noche del 3 al 4 de junio de 1989, tropas del Ejército Popular de Liberación entraron en Pekín para poner fin a semanas de protestas pacíficas y a la ocupación de la plaza de Tiananmen por los estudiantes que exigían reformas políticas, y mataron a cientos, si no miles, de manifestantes desarmados. En un informe oficial publicado por las autoridades chinas a finales de junio de 1989 se afirmaba que “durante los disturbios resultaron heridos más de 3.000 civiles, y murieron más de 200, entre ellos 36 estudiantes universitarios”. El informe también decía que murieron varias decenas de soldados. Sin embargo, el gobierno nunca ha aceptado ninguna responsabilidad por las violaciones de los derechos humanos perpetradas durante la represión del ejército ni ha hecho rendir cuentas ante la justicia a ninguno de sus perpetradores. Con cada año que pasa, la justicia se vuelve más esquiva para los familiares de los cientos de personas, si no miles, que murieron o resultaron heridas en Pekín y en toda China.

Inmediatamente después de la represión del ejército, las autoridades comenzaron a perseguir a quienes habían participado en las manifestaciones. Muchos civiles fueron detenidos, torturados o encarcelados después de juicios sin garantías. A muchos se les acusó de delitos “contrarrevolucionarios”. A pesar de que este tipo de delitos se eliminaron del Código Penal en 1997, no se revisaron los casos de las personas encarceladas por ellos, como las que habían participado en las protestas de 1989 en favor de la democracia.

La actitud inflexible del gobierno ante una posible revisión del episodio de la represión de Tiananmen se pone de manifiesto en la manera en que trata a las personas que han intentado conmemorar el acontecimiento, como las Madres de Tiananmen, un grupo de incidencia compuesto principalmente por personas cuyos hijos murieron en la represión militar de 1989. Estas personas sufren restricciones a su libertad de circulación, hostigamiento y vigilancia. Jiang Peikun, esposo de Ding Zilin y uno de los fundadores de Madres de Tiananmen, murió en 2015 sin llegar a ver que se hiciera justicia en el caso de su hijo, Jiang Jielian, que murió de un tiro al corazón la noche del 3 de junio de 1989. Miao Deshun, la última persona que constaba que estaba detenida por actividades directamente relacionadas con la represión militar de 1989, quedó en libertad en octubre del pasado año.

Petición a ser enviada

Para: Director Hegang City Detention Centre Shuyuanxiang Xiiiefanglu, Director Yuhuatai District Detention Centre

Asunto: ACTIVISTAS DETENIDOS POR CONMEMORAR TIANANMEN

Mensaje:

 Señores Directores,

 

Por la siguiente, le escribo exigiendolos que libere de forma inmediata e incondicionalmente a Ding Yajun y Shi Tingfu, a menos que haya indicios creíbles de que han cometido algún delito reconocido internacionalmente, y que se les garantice un juicio justo de acuerdo con las normas internacionales.

 

Además exortándolos revelen el paradero de Hu Jianguo.

 

Finalmente, garanticen que las personas detenidas están protegidas contra la tortura y otros malos tratos y tienen acceso a su familia, a un abogado de su elección y a atención médica adecuada.

 

Atentamente,

Actuá ahora

Actual: 110 firmas
Meta: 1000 firmas

Firmá esta petición